Hoy 7 de abril es el Día Mundial de la Salud, y lo vivimos en plena crisis del coronavirus, que está sometiendo a una presión inaudita a nuestro sistema sanitario. Se hace imposible no agradecer, precisamente por todo ello, el trabajo incansable que de manera generalizada y admirable están desarrollando los profesionales sanitarios: médicos, médicas, enfermeros y enfermeras, personal administrativo y de limpieza, también el personal directivo… todas y cada una de las personas que conforman el engranaje de esta primera línea de acción contra la pandemia. El merecido aplauso que les dedicamos cada tarde desde nuestros balcones y ventanas así lo reconoce. Quiero sumarme desde aquí a este merecido reconocimiento social, como hago cada día a las ocho de la tarde desde hace semanas, y también al dolor de quien ha sufrido la pérdida de un ser querido.

La mejor defensa contra la pandemia es una sanidad fuerte, dentro de un sistema público y universal, financiado con impuestos progresivos, que conforma el Estado del Bienestar. Un sistema donde quien más tiene más contribuye para que, de este modo, a quien menos tiene también se le asegure en todo momento la mejor atención sanitaria, sin importar el saldo de su cuenta bancaria. Con toda la tristeza y la impotencia del día a día de esta crisis, si algo podemos decir sin miedo a equivocarnos es que el sistema sanitario de este país no ha dejado de atender a una sola persona porque no tuviera dinero. No ocurre igual en todos los países y, entre tanto dolor, es bueno dejar espacio para enorgullecernos de que esto sea así, porque es un éxito colectivo nada desdeñable. No digo ni mucho menos que todo sea perfecto, lo único que lo es “per se” es el esfuerzo espectacular de nuestro personal sanitario. Solo intento explicar que no todos los modelos son iguales, y en consecuencia no llevan a los mismos resultados.

Entre todas las reflexiones que tendremos que hacer cuando salgamos de esta crisis deberemos preguntarnos qué país, qué Estado, qué sistema sanitario queremos construir pensando en que sea el más justo y el que más ayude a combatir situaciones como la actual. Quizá nos ayude a esa reflexión pensar cómo hubiéramos encarado esta crisis en cualquier hospital, por ejemplo el mío, el Hospital Universitario de Guadalajara con un 40 por ciento menos de profesionales, o sin los casi 500 contratos que se suman a los que se han podido hacer para afrontar esta crisis y los que se anticiparon unos meses antes para prepararnos contra la gripe en el reciente invierno. Si hoy las cifras nos parecen elevadas, serían descomunales sin el esfuerzo de contratación que hizo la pasada legislatura el Gobierno regional y el que ha hecho ahora con el refuerzo de estos meses.

Creo que esta crisis nos ayuda a comprender mejor que cualquier discurso el tremendo error de quienes debilitaban el sistema y nos permite reconocer en cambio, a quienes, desde las calles y desde las instituciones, defendieron un sistema público que nos está ofreciendo, con todas las dificultades lógicas de la situación, plantar cara al mayor desafío de salud pública en muchas décadas. Es la reivindicación, en el fondo, del país que somos. En estos días, en los que la mayoría de la población está aportando lo mejor que tiene para salir de ésta cuanto antes y para que nadie se quede atrás, se demuestra que España es un país de gente solidaria, sensible, empática, que no quiere que dejar a nadie en la estacada. Nuestra solidaridad individual como exigencia de la solidaridad colectiva, pública.

Hoy, 7 de abril, es el Día Mundial de la Salud, un día para aplaudir la sanidad que tenemos, pero también para reivindicar la sanidad que queremos el día de mañana. Espero que los aplausos de hoy sean el mejor blindaje para proteger la sanidad pública, universal y financiada por los impuestos de todos de manera progresiva y justa. Que nuestros aplausos impidan que nadie vuelva a plantear privatizaciones y despidos masivos en la sanidad, bajo la excusa de una crisis económica o de cualquier otro pretexto de coyuntura o de oportunidad.

Hoy, como cada día, saldré a aplaudir a todos los sanitarios, pero no lo haré solo por su trabajo de hoy, sino defendiendo un modelo que, pese a las críticas, es el que mejor funciona y nos protege a todos y todas. Aplaudiré a todos los héroes que nos están salvando, y a la gran heroicidad colectiva que es el dotarnos de una sanidad pública, universal y financiada con los impuestos del conjunto de la ciudadanía. Que nos dure.

La felicidad, en estos tiempos donde nos invade la preocupación por el coronavirus

Imagen de ElDiario.es
Si nos preguntan a qué aspiramos en esta vida, la mayoría contestaremos que queremos ser felices. Incluso quien ya se siente feliz anhela poder serlo más. Una pregunta lleva a otra, así que podemos después cuestionarnos qué es la felicidad, incluso qué es la felicidad en estos tiempos marcados por la crisis del covid 19. La felicidad, sea lo que sea, es un estado en un tiempo. Varía, evoluciona, cambia. Y ahora ha cambiado, como la vida, como nuestras vidas. 


Esta pandemia que nos ha obligado a recluirnos en los hogares, a temer por nuestra salud y por la de las personas que más queremos, a plantearnos que acaso podemos quedarnos sin lo más básico, nos ha dado la vuelta, ha supuesto un frenazo en seco y creo que nos está permitiendo replantear nuestro propio concepto de felicidad. Solo somos conscientes del valor de algunas cosas cuando las perdemos, cuando la vida nos las arrebata, y quizá esté pasando algo así, aunque lo que hemos perdido no sea la felicidad, sino un remoto pariente  de la misma, la rutina, el confort, lo que lleva aparejado una vida bastante predecible y donde tenemos lo fundamental controlado. 


La espectacular crisis sanitaria que padecemos estos días ha irrumpido como una pesadilla en un mundo aparentemente feliz, al menos en una sociedad complacida, incluso en algunos de sus extremos opulenta. Seguramente muchos de nosotros pensemos ahora que somos menos dichosos que hace apenas unas semanas. Desde luego, son menos felices quienes han sufrido la pérdida de algún familiar por culpa del virus, también, quienes lo están sufriendo con mayor o menor virulencia. En mayor o menor medida, lo sentimos todos y todas, por empatía y por encontrarnos confinados y en una merma de libertad de movimientos que jamás habríamos imaginado viviendo en un país rico y con un estado de derecho. Pero, de la noche a la mañana, hemos visto limitadas algunas libertades y deteriorados, cuando no perdidos, empleos y empresas, y estamos temerosos de nuestra propia salud física. 


Seguramente valoramos más ahora todo aquello que dábamos por hecho y que, en unas circunstancias tan adversas y excepcionales, empezamos a sospechar que no estaba tan garantizado. Sabíamos -y no a todos nos producía infelicidad- que en algunos lugares del mundo el hambre es una realidad implacable, pero nos pensábamos a salvo. Leíamos que en muchos lugares de nuestro planeta los niños mueren de diarrea (hasta 40 cada hora, según Oxfam Intermón) o por enfermedades respiratorias perfectamente evitables (hay 650.000 defunciones al año por gripe estacional, según la OMS), pero nos considerábamos a salvo de estos males de otros tiempos y, ahora, de otros continentes. Veíamos cómo en otros países personas como nosotros, con sueños parecidos y legítimas aspiraciones de felicidad, huían de la guerra o de la miseria, pero en este escenario no nos planteábamos más debate que el de abrirles o cerrarles las puertas de nuestro bienestar. Éramos conscientes de ciertos peligros y calamidades, pero siempre parecían quedar al otro lado del muro, del mar, de la pantalla de la televisión. No sentíamos de manera directa lo interconectados que estamos, nuestra pertenencia a una gran comunidad, la aldea global a la que se refirió McLuhan. Y no lo sentíamos porque el ideal que prevalecía era justo el contrario: el individualismo, el yo frente al nosotros, el individuo como paradigma del egoísmo, el yo único como un todo y nada más.


Algunas cosas han cambiado estos días con una pandemia global que se extiende por todo el planeta. Y es justamente ahora, cuando más nos oponemos al ideal individualista y tomamos conciencia de lo importante que es la vida en comunidad. Confinados en casa, buscamos un contacto acaso visual con los otros a través de las ventanas. Nos sentimos en la necesidad de expresar gestos de cariño hacia los héroes que libran la batalla en primera línea contra el virus desde los hospitales y otros servicios. Y le pedimos al Estado (al gobierno central, a las comunidades autónomas, a los ayuntamientos…) que hagan cuanto esté a su alcance. Porque solos nos sabemos indefensos. Ya el individuo, estos días, no es todo. Todo vuelve a ser todos y todas. Se está diciendo hasta la saciedad, pero no sobra por las veces que lo callamos en otras causas: sólo juntos y juntas podemos superar esta situación que nos está situando al límite.

En tiempos de crisis, nos hacen más falta el cariño mutuo, la solidaridad con quien más lo necesita y la empatía, que requiere respeto y comprensión por los demás. Ponerse en el lugar de los otros es tratarles humanamente, también juzgarles compasivamente. En una sociedad que quizá había acelerado demasiado, en la que se habían destruido muchos códigos morales y sociales, donde cada cual parecía poder desvincularse de la suerte del resto transitando hacia una meta que era, al menos en algunos casos, un éxito en forma de hedonismo materialista… el frenazo que ha supuesto esta crisis sanitaria no sólo nos sitúa ante un escenario en el que lo que parecía básico ya no está garantizado, sino que también nos anima a reflexionar sobre el sentido de la comunidad, que seguramente estábamos perdiendo, y sobre la importancia de lo público frente a la obsesión que hemos tenido por preservar y fomentar lo privado y, peor, lo privativo. 


Decía Churchill que la democracia es que llamen de madrugada a la puerta de casa y tengamos la seguridad de que es el lechero. La democracia, que implica que todos elijamos nuestro destino en común, consiste también en disipar estos temores nocturnos, en garantizar una convivencia pacífica entre los unos y los otros, en hacer que sea previsible lo que parecía garantizado de serie, cuando no es así de manera natural.La democracia es también esto: tener la seguridad siempre, pero sobre todo cuando más falta hace, de que existe una red sólida que cuida de nosotros cuando más desvalidos y desprotegidos nos sentimos. Cuando aplaudimos a nuestros sanitarios y sanitarias, yo salgo con mis vecinos y vecinas a diario, estamos también ovacionando un sistema que lo permite, unos impuestos que sostienen esta estructura. 


Estamos diciendo que no queremos más recortes en sanidad porque suponen una situación de mayor indefensión en estas circunstancias. Que el gasto social es precisamente eso, una inversión de todas y de todos para protegernos y ayudarnos todas y todos.

A partir del lunes habrá niños y niñas becados en comedores escolares de nuestra región que no se quedarán sin alimentar gracias al plan de la Junta para, en una situación de cierre generalizado de las aulas, seguir garantizando lo más básico. Los despedidos en los muchos ERTES que ahora proliferan cobrarán gracias a la caja común una prestación y muchas pymes podrán acogerse a avales gracias a los 200.000 millones de euros que movilizará el Estado contra esta crisis transversal. Cuando todo se tambalea, le pedimos al Estado que garantice el abastecimiento en los supermercados, que desinfecte las calles, que mantenga firme la red de telecomunicaciones y servicios básicos, que nos rescate a cada cual de nuestras penalidades, y que haga más llevadero nuestro miedo. Y es una suerte que sea así. Pero sólo es así si seguimos reivindicando la importancia de nuestro sistema social, que ni es gratuito ni nos viene dado porque sí. 


Somos seres sociales. Hoy se celebra también el Día Mundial de la Narración Oral, que acaso sea la forma más primitiva de arte en comunidad. Se nos hace posible imaginar que la más remota fórmula de cultura fuese la tribu reunida en la caverna en torno al fuego contando historias. Ese arte, que tan bien se celebra cada año en Guadalajara con el Maratón de los Cuentos del mes de junio, nos devuelve nuestra condición social. Tal vez no sea casualidad que el día en que se celebra la narración oral, tan ancestral como universal, sea también el día en que se celebra la felicidad. Porque en ambos casos se trata de lo mismo: contar los unos con las otras y las otras con los unos.

Para mi, ya lo habrás comprobado si llegas hasta este último párrafo es, también, sentirse integrante de un todo, de un equipo, de una comunidad… Y me quita el miedo y me hace feliz saber que juntos, todos y todas, vamos a superar esta crisis.  Y ojalá con lecciones aprendidas, con una mayor defensa del estado, de lo público, y con una mayor solidaridad con el resto del mundo. Será el éxito de lo colectivo frente a lo individual. 

Así que feliz día de la felicidad, a pesar de todo. Yo te deseo, que seas muy feliz, pero sobre todo, que todos seamos felices juntos. ¡Juntas! 


PD: y que todos nuestros seres queridos logren superar la pandemia 

#CuadernoDeCampaña Último día




Ha sido una campaña larga, doble. Una campaña intensa, emocionante. Una campaña llena de propuestas por nuestra parte, abarrotada de descalificaciones procedentes de algunos nuestros adversarios. Estoy muy contento del esfuerzo colectivo, de la calidad de las candidaturas y de la ética con la que hemos expuesto nuestro programa. 
Hoy he estado en Yunquera de Henares, en Pioz, en Yebes-Valdeluz, en Villanueva de la Torre, en Guadalajara capital y en Alovera. En todos y cada uno de los municipios apoyando a nuestros candidatos y candidatas y pidiendo el voto para Emiliano García-Page. Lo vuelvo a pedir para él, para Borrell y para cada uno/a de nuestros/as candidatos/as en las 313 listas de los 313 municipios y entidades menores de la provincia de Guadalajara. 

Quiero dar las gracias hoy a Elena Valenciano a la que tanto admiro y nos ha acompañado en Guadalajara, en el acto que diseñamos con Alfredo Pérez Rubalcaba antes de la triste noticia de su fallecimiento. Gracias también a Magdalena Valerio por hoy y por siempre. Un orgullo para todos y todas. Y a Alberto Rojo, que el domingo será alcalde de Guadalajara para que la capital y la provincia se vuelvan a abrazar y a unir para siempre.
Mil gracias a todo el equipo de campaña, periodistas, sonido, caravaneros, dirección, agenda, actos públicos, organización de apoderados e interventores atención a candidatos/as, servicio jurídico, administración… A todos y a todas. A cada uno, a cada una.

Gracias a quienes nos han ayudado a hacer campaña. A los ministros de Pedro Sánchez que se han implicado, a los consejeros de Page, muy especialmente a Araceli Martínez a la que tanto quiero y de la que tanto aprendo. A Pepe Bono. A Sergio Gutierrez y a Cristina Maestre. Y por supuesto, a Emiliano. 

Gracias eternas a nuestros candidatos y candidatas. Gracias a quienes nos votarán para que siga la recuperación en Castilla-La Mancha, y a los que lo harán para que no vuelvan los recortes de Cospedal. Gracias a ti por leerme. Ha sido un placer hacer esta larga campaña y charlar por aquí todos las noches.

Un fuerte abrazo.

#CuadernoDeCampaña 14 Penúltimo día y la campaña se acaba


Hoy he hecho kilómetros por la provincia. Desde Azuqueca hasta Molina, de Molina a Sigüenza y desde allí, hasta Mesones. Luego mitin en El Casar y mitin en Torrejón. Vuelta a la capital de la provincia para llegar a Azuqueca más tarde de las 12. Merece la pena porque lo hacemos con ilusión para apoyar a nuestros candidatos y candidatas locales y para explicar el proyecto de Emiliano García-Page para nuestra provincia y nuestra región. 


A Molina y a Sigüenza me ha llevado mi amigo Aurelio, lo que me ha permitido poder ir trabajando mientras él conducía, y también chalar con él de diversas cuestiones y pasar un buen rato. 

En Molina de Aragón he estado junto con Fran, el futuro alcalde y muchos compañeros y compañeras en el mercadillo. Ha sido un rato muy agradable. Luego con Merche he ido a la Iglesia-Convento de Santa Clara, que es mi templo preferido de la provincia, junto a la Ermita de Santa Coloma en Albendiego y a la Catedral de Sigüenza. 

Antes de marchar para la ciudad del Doncel he hecho un repaso rápido con María y Alfredo de las candidaturas locales de la comarca y definido con Fran el fin de campaña. El PP no ha parado de insultarle y difamarle, pero Fran contesta con educación y exige que nadie devuelva en su nombre ni un solo comentario negativo de sus adversarios. Se ve que no todos somos iguales.
Comida en Sigüenza de apenas una hora con M. Jesús, nuestra candidata, parte de su equipo, equipazo de primera, y algunos compañeros de la zona. M. Jesús Merino es un nivelazo, de otro planeta, pero está enamorada de Sigüenza y no quiere más que ser la alcaldesa de su ciudad. Y ¿quién no se enamoraría de Sigüenza? Pues lamentablemente quien la tiene parada, desangrándose, desaprovechando oportunidades de futuro para sus vecinos y vecinas. Si la ciudadanía le da la oportunidad a M. Jesús de gobernar en Sigüenza junto con Page en Castilla-La Mancha, van a hacer de Sigüenza la capital del turismo medieval en España, además de impulsar el Polígono Industrial y atender a la población que necesita cuidados y ayuda. 

Aurelio me ha dejado luego en Guadalajara, a las 17.00, y ya en mi coche y junto a Sara Simón nos hemos ido a Mesones donde habíamos quedado con Use y con parte de la candidatura de El Casar, que tan bien lidera M. José Valle. Los vecinos nos han enseñado el grado de abandono en el que el alcalde les ha dejado su pueblo pedáneo. Si gobernamos eso va a cambiar radicalmente. 


A las 19.00 hemos empezado el mitin de El Casar. M. José es un torbellino, le pone corazón a todo lo que hace. Se presenta contra cinco listas de derechas, tres de ellas prácticamente similares, pues proceden del partido Ciudadanos. Aunque no es fácil, nuestra candidata merece ganar. Y si gana El Casar lo va a notar. 

En mi intervención he vuelto a recordar la hipocresía del candidato del PP a la Junta, que dice que va a arreglar cuando sea presidente dos carreteras que no solo no son competencia de la Junta, sino que además están gestionadas por administraciones gobernadas los últimos 8 años por el PP, como son la Diputación de Guadalajara y la Comunidad de Madrid. Nosotros sí la vamos a arreglar porque los vecinos de esa zona no pueden estar expuestos a riesgos tan evidentes. Allí se nos ha sumado mi querido amigo Sergio Gutierrez, Secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha. 


En Torrejón del Rey hemos rematado con un acto precioso. Bárbara, la alcaldesa y candidata a la reelección es de lo mejor que he visto en política. Ha explicado su gestión y su proyecto con una sencillez extraordinaria, y ha demostrado que es una de esas personas que saben integrar, unir, generar convivencia y hacer comunidad. En Torrejón hay 5 candidaturas, pero las otras 4 que no son la nuestra tienen en común no solo la ideología, sino también la intención de pactar para volver a dejar a Torrejón del Rey como se la encontró Bárbara, suspendida en el tiempo, detenida.
Sergio ha estado fenomenal. Me parece uno de los políticos jóvenes más preparados de España. Es una suerte para todos, también para Emiliano, que lo podamos tener tan cerca. Sergio ha teñido palabras muy bonitas para dos personas que admiro y quiero sin límites, Jose Luis Escudero y Araceli Martínez. Ambos se merecen eso y más.

Mañana cerramos en mil sitios. Iré a Guadalajara a dar rueda de prensa con Alberto, a Yunquera a apoyar a José Luis González, a Pioz con Julio García para hacer un acto con Vladimiro Pastor, a Villanueva de la Torre para abrazar a Sara Martínez, a Guadalajara de nuevo para recibir junto a Magdalena Valerio y Alberto Rojo a Elena Valenciano, y a Alovera para comparecer junto a Toñi Recuero. Y si puedo a Azuqueca, o a Chiloeches, o donde llegue a tiempo. En definitiva a pelear hasta el último segundo. 

Quiero agradecer que Elena Valenciano, gran política y buena amiga, haya querido acompañarnos sustituyendo a quien tenía que cerrar la campaña en nuestra provincia, nuestro admirado Alfredo Pérez Rubalcaba. Así que mañana a las 19.45 la tendremos en la Plaza Marlasca y podremos disfrutar de la gran Elena Valenciano.

Ya voy a ir recogiendo, que me ha salido largo este blog nocturno.

Que descanses, yo espero no tardar en hacerlo.

#CuadernoDeCampaña 13 Debate electoral


Hoy he empezado en el mercadillo de Azuqueca, mi pueblo, acompañando a la Ejecutiva Local y la candidatura. Muy buenas vibraciones para las tres elecciones que tenemos el domingo. Agradezco mucho las numerosas muestras de afecto que recibo de mis vecinos y vecinas. Hoy una señora muy mayor me ha dicho que lo más importante que le queda por hacer en la vida es votarme el domingo. Lo decía sonriendo. Me he quedado absolutamente bloqueado. Lo más importante que le queda es vivir todo lo feliz que le sea posible el tiempo que pueda disfrutar. Y los que estamos en política lo que tenemos que hacer es facilitarle las cosas y ofrecerle servicios de calidad. Me emocionan las pruebas de afecto, pero también me abruman, pues siento que no puedo corresponder adecuadamente. 

Luego me he ido a preparar el debate que hemos celebrado esta tarde-noche los candidatos y candidatas que encabezamos las 5 candidaturas a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. El debate ha ido bien. Queda claro que esto va de que gobierne Page y se consolide la recuperación o de que vuelvan los recortes con el discípulo de Cospedal. Hace 4 años no se hizo debate porque el PP se negó. Hoy las cosas son bien distintas, porque Page es justo lo contrario que Cospedal, y aunque vayamos por delante en las encuestas, sabemos que el debate es un derecho de la ciudadanía, no de los políticos ni de los partidos. Agradezco mucho a todo el equipo su ayuda, y a los compañeros y compañeras que han estado dando apoyo moral. 

Llego a casa cansado pero muy despierto. Quisiera quedarme dormido pronto que mañana voy a Molina de Aragón al mercadillo, y por la tarde a El Casar y Torrejón del Rey.
Descansa, ya queda menos. buenas noches

#CuadernoDeCampaña Día 12 el cansancio se acumula

Son las 12.30 de la noche y me pongo a escribir el cuaderno de campaña mientras ceno algo de embutido para poderme tomar un ibuprofreno. La garganta ya no da más de sí. El cuello y la espalda espero que aguanten hasta el sábado que podré descansar un poco. Esto parece un parte de guerra, pero todo se cura tan sólo con un poco de cuidado. 

Por la mañana he estado en el mercadillo de Guadalajara junto con Alberto Rojo, Sara Simón y miembros de la candidatura local. Me encontraba francamente mal, pero allí se me ha aparecido Julio Cuevas que me ha llevado a la farmacia a comprar otros medicamentos y luego a desayunar. Julio es un médico que cura con las palabras, la sonrisa y su sabiduría. 



Mientras estábamos haciendo campaña y pidiendo el voto en Guadalajara, estaban tomando posesión Magdalena en el Congreso y Rafa Esteban, Riansares Serrano y Julio García en el Senado. Me parece un momento histórico para nuestro partido en la provincia, y por eso me habría gustado acompañarles, pero me tocaba estar aquí e intentar revalidar el triunfo en las próximas elecciones. 

Por la tarde hemos hecho el mitin con Emiliano, Magdalena Valerio y Alberto Rojo de la capital. Ha estado muy bien tanto de gente como de contenidos. Emiliano ha estado muy pedagógico, dejando las cosas claras. Además nos ha traído varios vídeos muy emotivos. 

Dejo de escribir que tengo que ver papeles. Mañana participo en un debate y no he tenido tiempo de ponerme con ello. Y por la mañana tengo mercadillo en Azuqueca. Así que buenas noches y que descanses. Yo, hoy, he de seguir un poquito más

#CuadernoDeCampaña 11

Hoy, un poquito más corto, que no quiero aburrirte. Por la mañana he estado en Budia junto a Use con los candidatos a las alcaldías de algunos pueblos de la Alcarria. Me ha encantado su energía y su rebeldía contra el desánimo. No vamos a permitir que los pueblos se mueran. 


Por la tarde en Cabanillas con una Ministra espectacular, Isabel Celaá, y con el candidato de Cabanillas, Jose García Salinas, que es un orgullo para toda la provincia. Ambos han hecho intervenciones muy acertadas y muy inteligentes.

Termino el día viendo en la tele el debate regional y revisando el debate local de Guadalajara en el ordenador. Seguramente me puede el afecto, pero creo que Emiliano y Alberto han ganado con claridad sus respectivos debates. 

Me dicen algunos amigos que me enrollo en el blog, así que hoy lo hago un poco más breve. 

Que descanses. Un abrazo

#CuadernoDeCampaña 10



Madrugamos después de acostarnos tarde. Me acompaña Jose Luis Escudero todo el día, así que me permite compartir jornada con un gran amigo que, además, ha sido diputado regional estos últimos 4 años, uno de los mejores. Quiero aprender de él y también de Rafa Esteban. 

Mañana de mitin en Molina de Aragón, de la que estoy enamorado desde hace muchos años. Allí, junto al Consejero de Sanidad del gobierno de Page, Jesús Fernández, y al candidato a la alcaldía Fco Javier Montes, mi querido Fran “Marchena”, hablemos de Sanidad, Empleo, Educacion, Bienestar Social, Agricultura… El mitin ha sido precioso y llenísimo de gente. Eso sí, el alcalde del PP ha decidido no ponernos sonido ni calefacción, y dentro de Santa María del Conde estábamos por debajo  de diez grados. Hemos puesto toda la carne en el asador (en este caso en el congelador) y contraído compromisos concretos con la comarca y la ciudad de Molina. Al terminar nos hemos ido a disfrutar de la Banda del Aula de Música del Señorío de Molina, en el Convento de San Francisco. Han estado espectaculares.


Luego comida en Ventosa, pueblo próximo al Santuario de Nuestra Señora de la Hoz, con su buen alcalde Juanjo y muchos amigos de esta EATIM que celebraban su fiesta. Una caldereta buenísima para cargar las pilas. Eso sí, hemos tenido que comer en 30’ para partir a Jadraque. 

Mítines estupendos en Jadraque y Trillo con Julio García, uno de mis referentes en política. También nos ha acompañado Aurelio Zapata, que se está dando una paliza de campeonato demostrando su compromiso con este proyecto.

Me encanta Héctor y su equipo. Jadraque va a estar en las mejores manos. Inteligente, sencillo y muy preparado.



Lorena, la alcaldesa de Trillo, aspira a repetir. Se lo merece y ha hecho un programa y un equipo de primera. En Trillo  se ha sumado Use y hemos podido saludar a mucha gente buena, como Miriam y Ana entre otros. 



Hoy me he hecho otros 350 km por la provincia antes de llegar al Ferial de Azuqueca e intentar quedar con mis amigos y amigas de la Casa de Extremadura, aunque he llegado demasiado tarde. 

Me acuesto esperando que Fran gane en Molina, como Juanjo en Ventosa y Héctor y Lorena en Jadraque y en Trillo. Y ellos necesitarán un presidente bueno, como es Emiliano, que se va a preocupar de que los alcaldes y las alcaldesas puedan ayudar a sus vecinos y vecinas, además de crear 100.000 nuevos empleos y ponernos a la cabeza en sanidad y en educación en España. 

Buenas noches, mañana más

#CuadernoDeCampaña 9

Mañana de sobresaltos con cambios imprevistos. Al final, me acerco al Encuentro Nacional de Encajeras de Bolillos acompañado de Julio Calle, buen amigo y Director Provincial de Fomento. Allí me encuentro con grandes amigas que me cuentan que han tenido que pagar por alquilar el Gimnasio donde se celebra el encuentro. Lo del PP de Guadalajara no tiene nombre.

Visita rápida al mercadillo de Guadalajara para acompañar al futuro alcalde, Alberto Rojo, y a Riansares Serrano, Sara Simón, Lucía de Luz entre otros integrantes de la magnífica candidatura municipal. 

De allí a Alovera, donde hemos celebrado un mitin con enfoque europeista con Anselmo Borobia, nuestro candidato al Parlamento Europeo, y en apoyo a Toñi Recuero, que esperamos sea la próxima alcaldesa de Alovera. Allí lo he dejado claro, los votos que no vayan para Page nos devuelven al pasado. Unos porque no sirven para impedirlo, otros porque lo facilitan. 


Tarde en Azuqueca para celebrar las Rondas. Me encanta la tradición folk de Castilla, un regalo que me encontré de mayor y que he incorporado al acervo heredado de mi familia, depositaria de un folclore andaluz. Hay que agradecer a los 4 grupos de rondas del pueblo y a los otros 4 grupos visitantes su aportación.
Ha sido un lujo. 

Por la noche pinchos en el ferial y el tributo a Queen, que ha sido espectacular; y la orquesta posterior que también ha merecido la pena, como la de ayer, Panorama, que se salieron del mapa. Las fiestas de San Isidro de Azuqueca de este año están siendo formidables. Hay que felicitar a la concejala de Fiestas, Charo Martín, por su acierto. 



He pasado un buen rato de la tarde con compañeros de agrupación a lo que quiero mucho y debo más, con Julio García, con Jesús Díaz, con Miriam Moraga, con Iñaki Mañas, con Miguel Óscar, con José Luis Escudero, con Beatriz Pérez, con Santiago Casas 

Me voy a dormir agotado. Mañana mítines en Molina de Aragón, Jadraque y Trillo. Son muchos kilómetros pero, como decía Borges, “antes las distancias eran mayores porque el espacio se mide por el tiempo”. Así que no tengo derecho a quejarme y estoy seguro que disfrutaré de tres localidades preciosas de nuestra provincia 
Descansa. Un abrazo

#CuadernoDeCampaña 8 En apoyo a la igualdad y la diversidad



Escribo pero hoy no es lo ultimo que haré antes de meterme en la cama, pues me queda un poco de noche en las que disfrutar de las fiestas de San Isidro de Azuqueca. 

La mañana empezó con dos entrevistas en televisiones locales, con la firma de un compromiso que he materializado junto a Alberto Rojo y a Ignacio de la Iglesia (secretario de LGTBI y Diversidad de la Ejecutiva Regional) en favor de la tolerancia en el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia. Lo contrario a la igualdad, es la desigualdad, no la diferencia. Todos somos distintos y hemos de convivir con esa riqueza que es la diversidad en libertad oponiéndonos contra todo tipo de odio hacia las personas. Que nunca nadie nos diga quién debemos ser o a quién tenemos que amar. Parece mentira tener que reivindicar algo tan obvio. 

Hemos terminado la mañana preparando papeles en el Partido antes de irnos a comer. 
Por la tarde mitin en Mondéjar con Margarita Robles, Ministra de Defensa, y José Luis Vega, alcalde de Mondéjar y absoluto referente político para nuestra provincia. Hemos agradecido a Margarita su gran trabajo en el Grupo Parlamentario Socialista en esta legislatura antes de ser Ministra. Fue mi jefa y puedo acreditar su solvencia y capacidad de liderazgo. 



José Luis es un crack. Todo su pueblo le quiere, y es que es imposible no querer a alguien que se desvive por sus vecinos y vecinas como él hace. No dejamos de aprender de él y de su equipo.

Hoy hemos hablado de Dependencia, de cómo Cospedal la hundió dejando tirados a miles de personas, y de cómo Page está recuperando todo el tiempo perdido. En 4 años hemos pasado de ser de los últimos en España a situarnos en 3ª posición, y en la próxima legislatura seremos los primeros. No conozco a nadie que quiera que la tramitación de una ayuda para una persona que lo necesita y tiene derecho pueda depender del sucesor de Cospedal en lugar que de Emiliano. Sí depende del PP, se quedará el expediente en un cajón. Sí depende de Page, la tendrá en el menor tiempo posible. 

Al terminar en Mondéjar vuelta a Azuqueca para disfrutar de la Banda de Música de mi pueblo, de la que tab orgulloso me siento. Son inmejorables. David, el Director, y Juan Antonio, el Presidente, deberían tener un monumento en nuestra localidad. La integración de jóvenes y niños/as continúa y la Banda ya es bandera de Azuqueca 



Ahora me voy a visitar a la Casa de Andalucía donde tengo grandes amigos y amigas, y al Ferial para disfrutar de un pincho y una cerveza y del concierto de la Orquesta Panorama, de lo mejor que hay en España. 

No me acostaré pronto, y tendré que madrugar, pero también necesito este poquito de ocio con mi gente.

Hasta mañana. Un abrazo