Dice un proverbio latino que “más confío en el trabajo que en la suerte”. Y